Bertran no es Capuleto

En verano de 2014 viajé a Buenos Aires a visitar a mis amigos los Ual·la. En Noviembre, desde la fría Manrúsia (Manresa merece este nombre de Noviembre a Marzo), escribí este poema.

 

Hoy

mi puntual normalidad se ha retrasado

y por una rendija saliste vos,

a saludar mi presente con recuerdo.

El bus al aeropuerto se me llevaba de nuevo,

y deseaba haber hecho yo esos pasos,

con los pies de mi cuerpo, para así a lo mejor comprender

cuánto estamos de lejos, escogiendo alejarme.

Es primavera allí, e imagino la euforia

en las calles de Palermo. Aquí,

la boira és densa als matins, i el capvespre

i la nit s’equivoquen més i més de vol

i tornen sempre abans del que voldries.

I el destí és pitjor que Ryanair,

che, peor que Aerolíneas,

porque no tiene mostrador de quejas,

els fils que barreja la vida sí los separa el hombre,

y las mujeres, y para qué mentir,

escribir una historia de otros tiempos,

no nos separa un océano

ni tú eres Montesco, ni yo le debo fidelidad a ningún padre

de los hijos que no tengo,

no,

sencillamente

yo escojo

la vida aquí, amb els meus, la petita

xarxa de coses que em sostenen,

que me mecen la conciencia y me acarician

así en en el ego como en el amor.

No hay dioses caprichosos

contra los que enfadarse,

yo he escogido esto;

y es sólo muy de tarde en tarde

que, como ha pasado hoy,

te echo de menos.

barrio_palermo_buenos_aires
El barrio de Palermo en Buenos Aires

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s