Jugando a enumerar

Me fascina el poder evocador que tienen las enumeraciones caóticas de Walt Whitman, Octavio Paz o Juan Larrea.
¿Y si jugamos a enumerar?
Los peces tras la tierra tras las aguas,
los ejércitos de grillos con acordeones verdes,
el mercurio que se agolpa en las orillas
y es grueso como el nudo de las frentes,
el viento envuelto en viento que se quiere mecer,
cada farol de tu calle con su aura diferente,
o el niño que recoge interrogantes y los muerde,
¿Qué quieren ser?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s